Serenata nocturna germano-china

En Berlín tocan actualmente las mejores orquestas juveniles del mundo, en el marco del festival Young Euro Classic. Estas son las impresiones de tres jóvenes músicos.

Antong Zou
Antong Zou Anika Büssemeier

Alemania. A partir del 17 de agosto se dan cita en Berlín orquestas juveniles de todo el mundo, en el marco del festival Young Euro Classic, organizado por el Círculo Alemán de Amigos de las Orquestas Juveniles Europeas. Es uno de los más importantes festivales mundiales de música clásica interpretada por músicos jóvenes. Participan conjuntos de Alemania, Francia, Cuba y Asia Oriental. Un conjunto especial es el Young Euro Classic Ensemble China-Alemania, que en la apertura del festival interpreta la "Pequeña Serenata Nocturna", de Wolfgang Amadeus Mozart, y seis Invenciones de Johann Sebastian Bach.  

Bajo la dirección artística de la percusionista Hu Shengnan, que vive en Berlín, jóvenes chinos y alemanes, 18 en total, de entre 16 y 25 años de edad, ensayan desde el pasado fin de semana para su primera –y única– actuación conjunta en la sala Konzerthaus am Gendarmenmarkt, en Berlín, en la que sonarán también instrumentos musicales tradicionales chinos.

Antong Zou (19), piano

"Siempre quise ser músico. Por eso fui a un colegio con instrucción musical y comenzaré mis estudios de piano en octubre. No puedo recordar un tiempo en el que no haya ensayado por lo menos tres horas por día. Esta semana es para mí magnífica, no solo musicalmente. Mis padres provienen ambos de China. Siempre viajamos allí y visitamos a mis abuelos. Pero amigos chinos, no tengo. Yo nací en Berlín. Aquí puedo por fin conocer a jóvenes chinos de mi edad. Eso es muy interesante y divertido. Y a veces puedo hacer de intérprete".

Nora Holtz (16), violonchelo

"A los cinco años de edad comencé a tocar piano. A los diez, se agregó el violonchelo. Un día recibí una llamada. Me dijeron que se buscaba aún un chelista para este proyecto. Me alegré mucho. Muy interesantes son para mí los instrumentos chinos. Muchos no los conocemos en Alemania y tienen un sonido muy especial. También me fascinó que en China se hablen diversos idiomas: mandarín y cantonés. También los ensayos son algo especial, porque siempre hay que traducir todo. Por el resto, cuando tocamos juntos, las diferencias desaparecen. Cuando el director dice algo, todos entendemos lo mismo".

Chen Simi (19), Pipa

"Lo primer que pensé cuando llegué a Berlín fue que se trata de una ciudad muy distendida, con una hermosa arquitectura. No lo había esperado, dado el tamaño de la metrópoli. Beijing, donde pronto comenzaré mi tercer semestre de estudios, es mucho más estresante. También los ensayos con los músicos alemanes me gustan mucho. A veces, también tenemos tiempo para conversar un poco. Toco la pipa desde los cinco años. También mi padre la toca. Yo estudio pipa, que se parece un poco a la guitarra, y quiero ser música profesional. Toco, sobre todo, música tradicional. Pero en China también se toca la pipa en la música pop".