¿Victoria sobre la demencia?

Alemania apuesta por innovaciones disruptivas. Aquí presentamos cuatro ideas que están a punto de ser implementadas. Parte 4: sustancia activa contra el Alzheimer.

Dieter Willbold y sus instalación de producción
Dieter Willbold y sus instalación de producción Forschungszentrum Jülich / Ralf-Uwe Limbach

Con el envejecimiento, comienza en algunas personas un infausto proceso. Proteínas en el cerebro se acumulan y dañan el funcionamiento de las neuronas. Los afectados no notan nada durante mucho tiempo, pero en algún momento se hace sentir una pérdida de la memoria. Para entonces, la “demencia de Alzheimer” ya no puede detenerse, la memoria y la orientación se deterioran cada vez más, y finalmente los pacientes necesitan cuidados. Hasta ahora no hay ningún medicamento eficaz contra la enfermedad.

El biólogo Dieter Willbold cree que sabe dónde está el problema. El proceso de acumulación al comienzo de la enfermedad aún no se entiende adecuadamente, subraya. Contrariamente a la opinión predominante de que las llamadas proteínas Abeta, con cuyo mal comportamiento comienza la enfermedad, se acumularían en el cerebro a través de un proceso lento de degradación, Willbold dice estar seguro de que las proteínas agrupadas se multiplican, como virus o bacterias. Inhibir la producción de Abeta con medicamentos –como se están investigando actualmente– no es entonces el método correcto. El objetivo debe ser evitar activamente que los cúmulos tóxicos se aglutinen.

Similar a la lucha contra bacterias y virus

Willbold, profesor de Biología Física en la Universidad Heinrich Heine de Düsseldorf y director del Instituto de Bioquímica Estructural en el Centro de Investigaciones Jülich, trabaja en ello desde hace más de 20 años. La idea: un ingrediente activo estabiliza las proteínas Abeta y es capaz de disolver las aglutinaciones antes de que puedan comenzar a multiplicarse en masa, conformando priones. “Así se procede en realidad contra un agente causante de enfermedades que se replica a sí mismo, se trata de matarlo o destruirlo. Lo hacemos con bacterias y con virus.  Y así tenemos que hacerlo con los priones”, dice Willbold en un podcast de la Agencia Federal de Innovaciones Disruptivas (SPRIND).

El procedimiento funciona muy bien en tubos de ensayo y experimentos con animales. Un estudio clínico de fase I con voluntarios sanos, centrado en la seguridad y tolerabilidad de la sustancia activa, también se completó con éxito a principios de 2019. Con el apoyo de SPRIND, Willbold y su empresa Priavoid, fundada en 2017, están preparando actualmente un estudio de fase II, que comenzará a principios de 2023, destinado a probar la eficacia del procedimiento en pacientes con Alzheimer.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.