Artículo 1: La dignidad humana

Nia Künzer, campeona mundial de fútbol, pedagoga y embajadora de UNICEF: Hemos recorrido un largo camino, pero aún queda mucho por hacer.

Nia Künzer, campeona mundial de fútbol femenino 2003
Nia Künzer, campeona mundial de fútbol femenino 2003 privat

La Ley Fundamental (Constitución) de Alemania comienza con las palabras: “La dignidad humana es intangible“. Y con razón. Considero que esa frase es esencial, porque plasma el espíritu de la Ley Fundamental y, por lo tanto, de la República Federal de Alemania. Simultáneamente, va mucho más allá de cualquier texto jurídico: es la base de la convivencia pacífica en general, tanto en Alemania como en otras partes del mundo.

La dignidad humana es intangible.

Ley Fundamental de la República Federal de Alemania, artículo 1

Para mí, esa frase es la continuación jurídica o colectiva del imperativo categórico de Immanuel Kant. Si todos se atuvieran a él, se resolverían una buena parte de nuestros problemas. Por eso, considero que el artículo 1 de la Ley Fundamental alemana es un logro enorme. Con esa frase, los padres y madres de la Ley Fundamental realizaron un gran avance civilizatorio.

Que, en el artículo 2, los derechos humanos sean calificados de inalienables y base de toda comunidad humana es una precisión lógica del artículo 1, pero también debe entenderse a partir de la situación histórica en la que fue redactada la Ley Fundamental: la catástrofe del nacionalsocialismo hizo necesaria tal formulación, así como la referencia a la paz y la justicia en el mundo, aunque todo eso debería ser un sobreentendido.

¿Hemos hecho realidad el artículo 1, lo vivimos? Hemos recorrido un largo camino, pero estamos muy lejos de haber logrado la perfección. Ejemplos: pobreza en Alemania, desigualdad de oportunidades en el sistema educativo, venta de armas a dudosos países, cooperación para el desarrollo con países en los que no se respetan los derechos humanos y mucho más.

El artículo 1 de la Ley Fundamental es hoy tan actual y urgente como hace 70 años.

Nia Künzer, campeona mundial de fútbol, pedagoga y embajadora de UNICEF

Por muy familiarizado que estemos con el artículo 1 como tema central y por mucho que hayamos internalizado su formulación, no es un sobreentendido. Debemos luchar una y otra vez para hacerlo realidad, tanto los políticos como todos los demás ciudadanos. La tarea de implementarlo no se detiene. Por eso, el artículo 1 de la Ley Fundamental es tan actual y urgente hoy como lo era hace 70 años, si bien desde entonces han transcurrido varias décadas de buena tradición democrática. El artículo 1 no ha perdido nada de su significado y brillo, pero, sobre todo, tampoco nada de su imperativo.

Ley Fundamental, artículo 1

(1) La dignidad humana es intangible. Respetarla y protegerla es obligación de todo poder público.

(2) El pueblo alemán, por ello, reconoce los derechos humanos inviolables e inalienables como fundamento de toda comunidad humana, de la paz y de la justicia en el mundo.

(3) Los siguientes derechos fundamentales vinculan a los poderes legislativo, ejecutivo y judicial como derecho directamente aplicable.

Aquí encuentra Ud. la Ley Fundamental de la República Federal de Alemania traducida al español

Nia Künzer, Fußballweltmeisterin 2003
Nia Künzer es una exfutbolista campeona del mundo en 2003 con la selección nacional femenina de Alemania. Desde 2017 dirige el Departamento de Integración, Atención Social y Voluntariado en la Administración del Distrito de Giessen. Künzer también participa en actividades honoríficas, por ejemplo, como embajadora de UNICEF y defensora de los derechos de las niñas y las mujeres.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí al boletín informativo: