Trabajo a tiempo reducido subsidiado por el Estado: una fórmula contra las crisis

Piloto, desarrollador de software, director de proyecto: la crisis del coronavirus está obligando a muchos empleados a trabajar a tiempo reducido. Revelamos qué tiene de bueno cuando el Estado paga gran parte del sueldo faltante.

Tres afectados hablan sobre sus experiencias con el trabajo a tiempo reducido.
Tres afectados hablan sobre sus experiencias con el trabajo a tiempo reducido. OFC Pictures - stock.adobe.com

¿Qué significa exactamente trabajo a tiempo reducido? ¿Y cómo afecta a los empleados y empleadas? Hablamos con tres de ellos.

 

¿Qué es trabajo a tiempo reducido?

En Alemania, en tiempos de crisis, las empresas pueden disminuir las horas de trabajo de su personal (Kurzarbeit), reducir el salario y notificarlo a la Oficina de Empleo. Entonces, el Estado interviene: paga entre el 60 y el 87 por ciento del salario neto faltante.

 

Johannes (43), trabaja como piloto en una gran aerolínea alemana

 

“Debido a que el tráfico aéreo se ha paralizado casi por completo, estoy acogido desde principios de abril hasta finales de junio en un cien por cien al sistema de trabajo en tiempo reducido. Una característica especial como piloto: después de un largo periodo de trabajo a tiempo reducido, las licencias de vuelo pierden su validez. Antes de poder volar nuevamente, deben ser revalidadas, por ejemplo, con vuelos en simuladores. Encuentro muy útil la fórmula de trabajo a tiempo reducido, porque la empresa puede disminuir significativamente sus costos de personal a corto plazo sin perder empleados. En nuestro caso, si el volumen de vuelos vuelve a aumentar, la actividad de la empresa puede ser reactivada rápidamente”.

Alexander (30) es desarrollador de software en un gran proveedor alemán de autopartes

“La industria del automóvil está sufriendo mucho por la crisis del coronavirus. Debido a ello, mi equipo trabaja desde mediados de abril a tiempo reducido. Dos días a la semana no voy a trabajar. A pesar de que no me fue fácil adaptarme, estoy contento con que exista esa posibilidad y espero que nos ayude a superar mejor la crisis. Para muchos de mis colegas en otros países, que trabajan en la India, Estados Unidos o México, esa oportunidad no existe. Tienen que aceptar un salario más bajo o, en el peor de los casos, incluso el despido. Ninguna de esas dos cosas ha ocurrido aún en nuestra empresa, pero, por supuesto, la actual situación igual crea incertidumbre a largo plazo”.

Jens (30) trabaja como director de proyecto en una empresa constructora de stands

“La prohibición de realizar grandes eventos como consecuencia de la COVID-19 también afecta a las ferias comerciales. Eso significa que por el momento no podamos trabajar. Por lo tanto, mi compañía notificó a mediados de marzo que aplicaría el sistema de trabajo a tiempo reducido. Desde entonces, la empresa redujo el trabajo y la paga un 70 por ciento. Pero en los próximos meses, el trabajo volverá aumentar paulatinamente hasta casi el 100 por ciento. Me alegro de que esa posibilidad exista en Alemania. Ayuda a las empresas a superar una crisis sin tener que despedir personal. Pienso en particular en los colegas mayores, a los que probablemente no les sea fácil conseguir un nuevo puesto de trabajo”.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.