¿Frena la inmigración el cambio demográfico?

La población de Alemania está disminuyendo. La inmigración podría compensar esto, ¿verdad? Un experto en demografía explica por qué esto no es tan fácil.

Solution for demographic change: recruit skilled workers.
Solution for demographic change: recruit skilled workers. Getty Images

Cada año mueren más personas en Alemania de las que nacen. ¿Puede la acogida de inmigrantes compensar el cambio demográfico? El demógrafo Reiner Klingholz, director del Instituto de Población y Desarrollo de Berlín, responde a esta pregunta.

Experto en demografía Reiner Klingholz
Experto en demografía Reiner Klingholz dpa

Sr. Klingholz "¿puede la inmigración resolver los problemas demográficos en Alemania?
Eso depende de qué aspecto del cambio demográfico se observa. Si la disminución se considera un problema, la inmigración puede, naturalmente, contrarrestarla. En estos momentos necesitamos unos 200.000 inmigrantes netos al año para mantener la estabilidad de la cifra de población. Y en el futuro deberían ser más. La pregunta es: ¿Queremos mantener a la cifra de población estable? Eso no es un valor en sí mismo. El cambio demográfico trae consigo otros problemas, por ejemplo, en el mercado laboral. Aquí también, la inmigración puede ayudar. Sin embargo, esto es más difícil, porque no es solo una cuestión de números, sino también de las habilidades que aportan los inmigrantes.

Tendríamos que ajustar la edad de jubilación al aumento de la esperanza de vida.

Investigador de población Reiner Klingholz

¿Qué se necesita para que vengan aún más profesionales cualificados a Alemania?
Deberíamos fijarnos más en lo que hacen países como Canadá o Australia, es decir, "reclutar" realmente a especialistas y establecer una plataforma que sea comprensible y accesible en todo el mundo. Tendría que explicarse exactamente cómo se regula la inmigración en Alemania y en qué sectores se buscan trabajadores cualificados. También habría que hacer ofertas de empleo y preparar a la gente para lo que les espera en Alemania, por ejemplo, organizando cursos de idiomas en sus países de origen.

¿Qué más podría hacer Alemania para contrarrestar el cambio demográfico?
En primer lugar: aumentar la edad de jubilación. La esperanza de vida sigue creciendo, y este aumento de años sanos de vida debe financiarse de alguna manera. Sería mejor vincular la jubilación al aumento de la esperanza de vida. Hoy en día trabajamos una media de 40 años y somos jubilados durante 20 años. Esta proporción de dos a uno debe mantenerse. Esto también puede consagrarse en la legislación, y varios países escandinavos lo han hecho. Creo que es una solución muy elegante porque significa que no tenemos que discutir políticamente sobre la edad de jubilación cada cuatro años.

 En segundo lugar, invertir en educación y formación. Los jóvenes que tienen que soportar los crecientes costos del sistema deberían recibir capacitación para generar los ingresos necesarios.

En tercer lugar: conseguir que más mujeres se incorporen al mercado laboral, y no solo a tiempo parcial. Esto debe ser posible desde luego gracias a la política familiar.

Entrevista: Helen Sibum.

© www.deutschland.de