El milagro del tranvía en Estrasburgo

deutschland.de pregunta cómo será la movilidad del futuro: Falta de dinero fue la razón para construir la red de tranvías en Estrasburgo, hoy considerada ejemplar en todo el mundo.

Mucho vidrio y un agradable diseño: tranvía en Estrasburgo.
Mucho vidrio y un agradable diseño: tranvía en Estrasburgo. dpa

En algunos lugares, con los tranvías sucede lo mismo que con los discos de vinilo: durante mucho tiempo se creyó que habían pasado de moda, superados por otras innovaciones técnicas, y que habían desaparecido para siempre. En Francia, al igual que en otros países, los tranvías dominaron el transporte urbano en la primera mitad del siglo XX. Pero en las décadas de 1950 y 1960 fueron sustituidos por autobuses, que se consideraban más flexibles y baratos.

En los años 1990, ciudades francesas de tamaño medio, cuyos presupuestos no alcanzaban para construir líneas de metro subterráneas y en las que el tráfico era cada vez más insoportable, volvieron a optar por la circulación de tranvías por rieles de superficie. Las primeras ciudades en reintroducir el tranvía fueron Grenoble y Nantes. Inspirada por esos ejemplos, Estrasburgo también se pronunció contra la opción de construir un metro y a favor de un relanzamiento de los tranvías. ¡Y qué tranvías! Hasta hoy, planificadores urbanos de todo el mundo consideran ejemplar la reorganización del transporte en esa ciudad fronteriza con Alemania.

Una acera móvil, tranquila y ecológica

Con la construcción de las seis líneas de tranvía actuales, no sólo se reorganizó la movilidad de las personas en la ciudad a orillas del Rin. También su fisonomía cambió radicalmente. Mientras que en la posguerra la urbanística se orientó por las necesidades de los automovilistas, en los años 90 peatones, ciclistas y silenciosos tranvías comenzaron a reconquistar el espacio en la ciudad.

Los tranvías de Estrasburgo fueron construidos con poca distancia al suelo y mucho vidrio en los costados. El diseño debía recordar una acera en movimiento: los tranvías se deslizan sobre las vías en lugar de sacudirse. La ampliación de la red de tranvías de Estrasburgo, actualmente de 46 kilómetros, se llevó a cabo en varias fases. Desde el principio se crearon zonas de aparcamiento en las afueras de la ciudad, para que los automovilistas puedan dejar allí sus vehículos y tomar el tranvía. También se tuvieron en cuenta aspectos estéticos: el diseño de las estaciones y los elementos gráficos fueron encargados a artistas y diseñadores.

Con el tranvía a Alemani

La contaminación del aire y acústica disminuyó, la calidad de vida de los habitantes aumentó: de ello se enteraron rápidamente otros centros urbanos de Francia. El modelo de Estrasburgo inspiró a ciudades como Montpellier, Burdeos y Nancy a adaptar sus planes urbanísticos al desarrollo de una red de tranvías. Los trenes de Estrasburgo atraviesan desde 2017 también un puente sobre el Rin hasta Kehl, en Alemania.

¿Qué aprendemos?

Los tranvías modernos son silenciosos y ecológicos. La vieja red de rieles a menudo todavía existe. Pero vías cercadas y tranvías de circulación rápida mutilan a veces algunas zonas urbanas.

 

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí al boletín informativo