Los noruegos, primeros en movilidad eléctrica

deutschland.de pregunta cómo será la movilidad del futuro: Los ingresos por la venta de combustibles fósiles financian la electromovilidad.

Paraíso para coches eléctricos: en Noruega hay estaciones de recarga por todos lados.
picture alliance / dpa

Cuán avanzada está la movilidad eléctrica puede verse en Oslo, la capital de Noruega, ya a primera vista. Por todas partes hay aparcamientos gratuitos para coches eléctricos con estaciones de recarga incluidas. Y todos ellos son muy utilizados. Los conductores están cambiando sus vehículos de gasolina o diésel a coches de cero emisiones de CO2 mucho más rápidamente que en cualquier otro lugar del mundo. En los tres primeros meses de 2019, los vehículos eléctricos representaron el 61 por ciento de todas las nuevas compras de coches. A modo de comparación: en China, el mayor mercado de automóviles del mundo, la cifra fue del 4,7 por ciento y en Alemania, clásico país del automóvil, solo del 2,6 por ciento.

Objetivo: no más coches con motores de combustión a partir de 2025

Se cuenta con que en 2025 no se vendan más coches con motores de combustión. Detrás del asombroso liderazgo de los noruegos en la senda hacia un tráfico libre de emisiones están las subvenciones estatales. Desde 2011, una amplia gama de incentivos ha demostrado ser irresistible para un número cada vez mayor de ciudadanos: la exención del IVA y un impuesto especial noruego sobre las compras hacen incluso que las versiones eléctricas de los coches de gama media sean un poco más baratas que las versiones de gasolina del mismo tamaño. En los grandes SUV, la diferencia a favor de los coches eléctricos es mayor aún. A ello se agrega la exención del impuesto a la tenencia de vehículos de motor, el estacionamiento gratuito, especialmente en el centro de las ciudades, y estaciones de recarga gratuita. Asimismo, se eximió a los conductores de automóviles eléctricos del pago de un peaje muy extendido en Noruega para los viajes al centro de las ciudades. A los coches eléctricos se les permite utilizar los carriles de autobuses y también pueden usar gratuitamente los transbordadores en los innumerables fiordos.

El Estado apoya la electromovilidad con mucho dinero

Que el éxito de este modelo de movilidad sea tan grande se debe también a que Noruega es un país rico gracias a sus yacimientos de petróleo y gas en el Mar del Norte. Si bien la mayor parte de los ingresos fiscales se ahorra para futuros pagos de pensiones, el Estado sigue contando con grandes recursos. La prosperidad de los ciudadanos hace que incluso los caros automóviles eléctricos de la marca estadounidense Tesla puedan verse tan a menudo en Noruega como en ningún otro país del mundo.

Las subvenciones siempre fueron solo un impulso.

Pero el éxito tiene su precio. Precisamente porque es tan masivo, ha llevado a que los ingresos del Estado se redujeran más de lo esperado. El Gobierno dice que “las subvenciones siempre fueron solo un impulso”. Ahora está reintroduciendo gradualmente la obligación de pagar peajes y tasas de estacionamiento y reduciendo beneficios. A muchos conductores no les gusta. Tampoco que el número de estaciones de recarga eléctrica no esté creciendo al mismo ritmo que el de los coches eléctricos.

¿Qué aprendemos?

La electromovilidad cuesta mucho dinero. Pero si un país puede pagar ese precio, el número de vehículos eléctricos se multiplica rápidamente.

 

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí al boletín informativo