La idea es solo el primer paso

Cuatro start-ups de Alemania: ya sea generación de energía o robots para residuos, lo más importante es llevar el producto al mercado.

La energía solar puede solucionar todos los problemas.
La energía solar puede solucionar todos los problemas. picture alliance / dpa

La economía alemana es una de las más pujantes e innovadoras del mundo. Te presentamos cuatro start-ups y sus extraordinarias ideas. Tres se ocupan de la energía y una hace más limpio el medio ambiente.

Heliatek: Todas las superficies se convierten en centrales eléctricas

Finas láminas, próximamente incluso transparentes, hechas de plástico y recubiertas de materiales orgánicos, generan energía solar de una forma que hasta ahora solo habían logrado pesados y voluminosos paneles. No es una visión de la empresa de Dresde Heliatek, sino su presente. La start-up ha desarrollado ya esa tecnología, llamada OPV y protegida por 315 patentes, y la ha sacado al mercado. De la producción de 2022 ya se ha vendido el 70 %. Los planes de Heliatek crecen con sus éxitos en el mundo real: “para 2030, haremos posible que todos los edificios sean energéticamente neutros”, se lee en el sitio web de la empresa.

Marvel Fusion: un reactor limpio

¿Un reactor nuclear sin reacción en cadena, ni radiación ni residuos radiactivos? Marvel Fusion, de Múnich, promete exactamente eso: láseres calientan hidrógeno y boro, que se fusionan para formar helio. Esa fusión libera mucha energía. Pero nada más, ninguna radiación digna de mención, más o menos la misma que en un consultorio de rayos X. Tampoco se generan residuos radiactivos ni una reacción en cadena posiblemente incontrolable. Si el láser se apaga, la fusión se detiene. Investigadores de punta de todo el mundo están trabajando en el proyecto. Actualmente, Marvel Fusion está estudiando posibles emplazamientos para una central experimental que costará unos dos mil millones de euros.

Phelas: almacenar energía en el aire

Generar energía de forma sostenible es un problema, almacenarla, muy otro. La start-up Phelas, con sede en Múnich y apenas dos años de vida, utiliza el aire como medio de almacenamiento. Aire licuado, cuando se transforma nuevamente en gas, libera la energía utilizada para su compresión. Las unidades de almacenamiento, del tamaño de un contenedor estándar, pueden instalarse en cualquier lugar, tanto donde se genera la energía como donde se la necesita. Otra ventaja: en caso de accidente, se escapa… aire. Phelas cuenta con el apoyo de reconocidas instituciones, como la Agencia Espacial Europea (ESA), y tiene previsto ofrecer sus productos en el mercado en 2025.

Angsa: un robot de limpieza

Tapas corona y colillas: cosas pequeñas se convierten en un gran problema cuando ensucian prados y parques. Un robot de la start-up Angsa Robotics pronto se encargará de la tediosa limpieza. El robot utiliza una cámara e inteligencia artificial para reconocer lo que debe aspirar. Los estudiantes muniqueses Karl Schulz, Bilal Tariq y Lukas Wiesmeier quieren sacar al mercado su recolector de basura autónomo en 2022. Angsa, por cierto, significa cisne en indonesio; Tariq vino de Indonesia para estudiar en la Universidad Técnica de Múnich (TU).

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.