“Apreciar la comida”

Toneladas de alimentos acaban en la basura. Simone Welte, de la ONG Welthungerhilfe, explica cómo puede reducirse el desperdicio.

Valiosas: manzanas luego de la cosecha
Valiosas: manzanas luego de la cosecha picture alliance/dpa

Sra. Welte, ¿cuál es la magnitud del desperdicio de alimentos en el mundo y en Alemania?
Estimamos que en Alemania se desperdician 75 kilogramos de alimentos por habitante y año. Se calcula que el desperdicio de alimentos en todo el mundo asciende a 1.300 millones de toneladas. Siempre hay que tener en cuenta que, sin embargo, no solo se tira una manzana: para producirla se utilizaron agua y quizá pesticidas, la manzana debió ser enfriada y transportada. En ese proceso fue emitido mucho CO2, por lo que el desperdicio de alimentos también desempeña un importante papel en el cambio climático.

¿Qué consecuencias tendría desperdiciar menos comida?
Una reducción de los desperdicios a la mitad supondría un inmenso ahorro de emisiones de CO2. El CO2 es el motor del cambio climático y los habitantes de los países en desarrollo son los que más lo sufren. Allí, las sequías o inundaciones destruyen cosechas enteras. O hace imposibles los cultivos.

¿Qué acaba en la basura actualmente?
La mayor parte, más del 30%, son frutas y hortalizas. Pero también se tira mucho porque se ha cocinado demasiado o ha sobrado comida en el restaurante. Los productos lácteos solo representan alrededor del diez por ciento. Mucha gente se ha dado cuenta de que un yogur puede seguir consumiéndose una semana o más después de su fecha de consumo preferente.

¿Cómo puede reducirse el desperdicio de alimentos?
La mayor parte de los alimentos se tira en los hogares. Por ello, es recomendable comenzar por allí. Por ejemplo, durante años se nos ha enseñado a aceptar sólo alimentos bonitos y perfectos. Deberíamos creer más en lo que olemos, vemos y probamos. Cualquiera que haya roto un huevo podrido sabe a qué huele. Hay que apreciar la comida. Además, cuando tiramos alimentos  también es dinero que se va a la basura.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.