“En una pandemia, la velocidad es sumamente importante”

Pasión, convicción, valor y visión: Özlem Türeci y Uğur Şahin lo tienen todo. Son la súper pareja detrás de Biontech.

Uğur Şahin, Özlem Türeci
Uğur Şahin, Özlem Türeci Felix Schmitt/Agentur Focus

Özlem Türeci y Uğur Şahin son los rostros del éxito de la vacuna alemana. En “Lightspeed” (velocidad de la luz), como llamaron a su proyecto a mediados de enero de 2020, los fundadores de Biontech, con sede en Maguncia, desarrollaron una vacuna altamente eficaz, de uso masivo y segura. Antes, desarrollar una vacuna llevaba más de diez años y las investigaciones no siempre conducían al éxito. Biontech necesitó menos de un año.

¿Cómo lo lograron Türeci y Şahin? Es una historia de pasión, convicción, coraje y visiones. Los dos médicos se conocieron en el Hospital Universitario del Sarre y se casaron en 2002. Un año antes, ya habían fundado una empresa de biotecnología, que más tarde vendieron. En 2008 fundaron Biontech con la convicción de que con ácidos ribonucleicos mensajeros (ARNm) se puede prevenir o incluso curar el cáncer. Ya tempranamente lograron el apoyo de dos fuertes inversionistas alemanes, lo que a principios de 2020 les permitió dedicarse decididamente al desarrollo de una vacuna. Cientos de investigadores comenzaron entonces a desarrollar una vacuna contra el coronavirus utilizando la novedosa tecnología del ARNm. Simultáneamente, los fundadores apostaron por una serie de cooperaciones, para hacer frente al desafío logístico de la producción de la vacuna. El gigante farmacéutico estadounidense Pfizer es su socio más conocido. Ello permitió a Biontech completar las fases de prueba rápidamente y producir a gran escala la primera vacuna con aprobación de la UE.

Actualmente, las acciones de Biontech se cotizan en la bolsa de valores Nasdaq, en Estados Unidos. Pero la pareja de investigadores con raíces turcas siempre ha visto el éxito económico solo como efecto secundario. Para ellos, lo más importante es llevar los resultados de su trabajo científico a un gran número de pacientes. Los inversionistas creen que la empresa tiene un gran potencial de desarrollo. Debido a la amplitud de posibles aplicaciones de la tecnología ARNm, Biontech puede transformarse en “un gigante del sector de la biotecnología”, dicen muchos.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.