Clásicos de Navidad: el christstollen

El período navideño es tiempo de hornear. Una especialidad es el christstollen o stollen.

tunedin/fotolia - Stollen

Oblongo y espolvoreado con azúcar fina, la forma de un tradicional stollen de Navidad representa al niño Jesús envuelto en pañales. En Alemania, el stollen es parte inseparable de la Navidad como los mercados navideños y el árbol de Navidad. No hay registros del origen de la receta del Stollen, de quién la inventó ni dónde. Pero ya en 1329 se menciona el stollen en documentos de Naumburg, en Sajonia, por lo que el stollen es el dulce navideño con la más larga tradición en Alemania.

Como el periodo previo a la Navidad es de ayuno, la masa solo podía estar compuesta de agua, avena y aceite de nabo. La mantequilla estaba prohibida y las especias eran desconocidas o demasiado caras para el ciudadano común. Sin embargo, hay testimonios de que el príncipe elector de Sajonia pidió en 1647 permiso al Papa para añadir un poco de mantequilla al stollen, porque el aceite de nabo sabía algo soso.

Denominación protegida

Así se inició la marcha triunfal del stollen: la receta se mejoró con el tiempo en Sajonia y el stollen se hizo conocido principalmente gracias al Striezelmarkt, el mercado navideño de Dresde. Hoy en día ya es una marca internacional. Desde 2010, los nombres "Dresdner Stollen", "Dresdner Christstollen" y "Dresdner Weihnachtsstollen" están registrados como indicación geográfica protegida conforme a la legislación europea. El “Dresdner Stollen" solo se puede producir en la región de Dresde. La pesada masa del stollen se compone principalmente de mantequilla, leche, harina, huevo, cardamomo, canela, pasas de uva, cascos de limón y almendras.

© www.deutschland.de