El derecho humano al agua

El cambio climático pone en peligro también el agua potable. Léo Heller, experto de la ONU, explica por qué el acceso a agua potable es un derecho humano.

Léo Heller es desde 2014 Relator Especial de la ONU.
Léo Heller es desde 2014 Relator Especial de la ONU.

El brasileño Léo Heller es desde hace seis años Relator Especial de la ONU sobre los derechos humanos al agua potable y el saneamiento. La creación de esa oficina fue impulsada sobre todo por Alemania y España. En 2008, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU creó el cargo, con la misión de promover y proteger esos derechos. Léo Heller lo asumió en 2014. Los derechos al agua potable y al saneamiento fueron reconocidos por la ONU como derechos humanos en 2010.

Sr. Heller, ¿cuáles son sus tareas como Relator Especial?

Controlo que en todo el mundo sean respetados los derechos humanos de acceso al agua potable y el saneamiento. Con ese propósito visito muchos países, a efectos de tener una visión general de la situación en todo el mundo. Luego escribo informes para el Consejo de Derechos Humanos y la Asamblea General de las Naciones Unidas, en los que analizo las diferencias en la prestación de esos servicios en muchos países e identifico posibles violaciones graves de los derechos humanos.

El tema del Día Mundial del Agua 2020 es “Agua y cambio climático”. ¿Cómo afecta el cambio climático al acceso al agua potable?

Por un lado, cada vez hay más sequías y, por otro, cada vez más inundaciones. Ambos fenómenos dificultan el acceso al agua potable. Por lo tanto, las cuestiones más importantes en los próximos años serán: ¿cómo pueden adaptarse los seres humanos a las cambiantes situaciones? y ¿cómo podemos seguir garantizando el acceso al agua potable también en el futuro?

¿A qué seres humanos afecta particularmente el cambio climático?

Sobre todo, a personas desfavorecidas económicamente, enfermos y poblaciones indígenas.  Los impactos del cambio climático no son iguales para todos: afectan, particularmente, a quienes ya de por sí se ven confrontados con difíciles condiciones sociales, políticas y ecológicas. Debemos poner el foco en esos seres humanos.

Las desigualdades y las disparidades de ingresos son cada vez más grandes, hay más conflictos y los efectos del cambio climático se multiplican.

Léo Heller, Relator Especial de la ONU sobre los derechos humanos al agua potable y el saneamiento

¿Qué sucederá si el mundo sigue el curso actual?

Las desigualdades y disparidades de ingresos aumentan, cada vez hay más conflictos y también se multiplican los efectos del cambio climático. Todos esos hechos tienen un impacto negativo en el acceso al agua potable y el saneamiento. Será un gran desafío garantizar en el futuro el acceso al agua potable en todo el mundo. Por consiguiente, los responsables políticos deben adoptar tempranamente medidas de prevención y adaptación. Desafortunadamente, en muchos países veo poca voluntad de hacerlo.

Entrevista: Kim Berg

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.